Una vez que hemos llegado a la conclusión que somos muy “sociables” y que estamos dispuestos a dar el gran paso de presentar nuestra empresa en sociedad, y para no pecar de pardillos, debemos tener muy en cuenta algunos falsos mitos que a priori podamos tener sobre el aeropuerto de las redes sociales, y que a buen seguro pondrán en riesgo nuestro feliz aterrizaje y el de nuestra aeronave.

Las redes sociales son una herramienta gratuita.

Si bien es cierto que crear una página de empresa en Facebook o Linkedin, o un perfil en Twitter o Instagram pueden no implicar un desembolso, la gestión de las mismas y su uso como herramienta de marketing sí requiere de una inversión en recursos, siempre que se quiera cumplir con los objetivos definidos en nuestra estrategia (generar ventas, clientes o branding).

De hecho una estrategia mal planteada en las redes sociales lejos de ser gratuita puede ser perjudicial y por tanto costosa para la imagen de nuestra empresa y nuestros productos y/o servicios.

Algunas de las inversiones aconsejables para optimizar resultados en Redes Sociales:

  • Publicidad en Facebook Google Ads, Twitter Google Ads, Google Ads, etc. con el fin de incrementar nuestras comunidades (anuncios) o incentivar la interacción de nuestros seguidores (promoción de publicaciones).
  • Promociones a través de concursos, sorteos, regalos, etc. que incrementarán seguidores e interacciones.
  • Community Manager externo o interno en la empresa para construir, gestionar y administrar la imagen de nuestra marca con los usuarios de la comunidad online.
  • Redactor o Copy externo o interno para generar contenido original sobre nuestra empresa, productos, filosofía, etc.
  • Implicación. Es la más importante de todas y su coste es en tiempo (mucho más que un par de horas a la semana), ya que si queremos obtener resultados, debemos invertir en el desarrollo de estrategias y en la medición y análisis de los resultados obtenidos.

CONSEJO:

Estar por estar en las redes sociales no es recomendable. Piénsatelo antes de embarcarte.

Creado mi perfil o mi página los seguidores crecerán como la espuma.

Ya te adelanto que todo parecido con la realidad es pura coincidencia. Nuestra comunidad aumentará sólo con mucho esfuerzo y dedicación (respondiendo a los miembros, solucionando problemas, incluyendo comentarios, investigando constantemente, creando contenido original, aportando valor, etc.), lo que implica una actualización constante en la que debemos ser fieles y coherentes con nuestra estrategia, definida previamente. Esto nos asegurará que nuestro progreso y lo que es más importante, que nuestros seguidores, sean de valor.

Cuantos más seguidores mejor.

Otro grave error que ha supuesto que lleven a muchas empresas presentes en las redes a utilizar malas prácticas para incrementar sus estadísticas de seguidores “sin valor”. Si bien es cierto que en algunas ocasiones un mayor número de seguidores generará una mayor confianza entre nuevos clientes, de nada sirve tener un gran número de seguidores que no están interesados para nada ni en tu producto ni en tu empresa.

Hay que estar presentes en todas las redes sociales.

Quien mucho abarca… Todas las redes sociales son diferentes, en cuanto a su funcionamiento, lenguaje utilizado, tipo de usuarios, etc., cada plataforma es diferente y la estrategia a utilizar también, por ello debemos centrarnos en un primer momento en descubrir cuáles son los canales sociales utilizados por nuestro público potencial y real. Una vez hecho esto, iremos conociendo y aprendiendo cada una de ellas. Te recomiendo que te centres al principio en sólo una red social, y una vez que la tengas totalmente controlada saltar a la siguiente.

Las redes sociales no venden.

Aunque si bien es cierto que el objetivo final de todas las acciones realizadas por una empresa es la venta, el argumento en las redes sociales es otro, ya que consiguen otros objetivos como la fidelización del cliente, realizar las veces de un departamento de postventa, crear marca, etc., el fin último debe de ser la satisfacción del cliente.

Y ahora ¿qué opinas?… ¿sois tú y tu empresa sociables?

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies