¿Qué son exactamente las cookies?

Te suena la frase: “Útilizamos cookies y tecnologías similares, incluidas cookies de terceros para optimizar su funcionamiento…”?.

Pues bien, este elemento tan famoso en internet y que aparecen por todas las webs, para conocer los gustos y necesidades del consumidor a la hora de entrar en un sitio web, es conocido con el término “cookie“.

Ya! Nos gustaría que fuese una galleta que nos estuvieran ofreciendo, pero no… exactamente es un fichero de datos que una página web le envía a tu ordenador cuando lo visitas. Siempre que entres en una web se solicitará el almacenamiento de la cookie.

La solicitud de almacenamiento del fichero en cada ordenador la hará directamente el servidor de la web a la que entras en el momento en que accedes a ella. Siempre se avisa al usuario de que se instalan y de cuáles quieren instalar por la Ley GDPR, sobre protección de datos de los ciudadanos de la UE.

¿Para que se usan las cookies?

Generalmente, las cookies se usan para conocer hábitos de navegación y recordar accesos a la web. Ayudan a identificar tu ordenador, y por tanto si vuelves a entrar se podrá recordar quién eres o lo que has hecho en la web. Estos elementos ayudan a mejorar la experiencia de usuario, ya que si no estuvieran cada vez que entras en una web tendrías que volver a escribir las credenciales.

Pero esto no sólo se aplica a un inicio de sesión común, sino que por ejemplo, cuando compras online, las cookies pueden identificar quién eres y que habías añadido a la cesta, por lo que si no has guardado el proceso anteriormente una vez que vuelves a la compra se queda registrado sin necesidad de preocuparnos.

A pesar de los beneficios que tienen, puede llegar a confusión o conflicto que se conozca la información sobre los hábitos de navegación que tiene cada usuario. Pero este seguimiento es para ofrecer un mejor servicio y atender a las necesidades de cada uno.

cookies

Tipos de cookies para configurar

Podemos encontrar diferentes tipos de cookies cuando entras en un sitio web. Tenemos las cookies temporales y permanentes.

Las permanentes, se quedan en el disco duro para que la página que instala este elemento pueda identificarte cada vez que vuelvas a visitarla, es como un tipo de “chip”, y suelen expirar.

Por otro lado, nos encontramos con las cookies temporales, que sólo están en tu navegador hasta que dejas de visitar la página web. Estas por lo tanto no se quedan instaladas en el ordenador.

Otro grupo en el que podemos incluir a las cookies, es que pueden ser propias o de terceros. ¿Qué significa esto?, las propias son las que utiliza una página web, y que son diseñadas por ese mismo sitio. Las de terceros son de otras empresas que solicitan instalarse en tú ordenador a través de esa página web.

¿Qué finalidad tienen las cookies?

Es decir, cuando sueles entrar en un navegador y te aparece un mensaje que te pregunta si quieres configurar las cookies, entonces puedes elegir si activar o no algunos grupos de cookies, dependiendo de la finalidad que tengan.

Para ser más específicos, existen  técnicas las cuales no puedes desactivar, éstas controlan el tráfico, finalizar proceso de compra, comunicación de datos internos, seguridad, etc. En resumen, para poder optimizar el correcto funcionamiento de la página web.

Sin embargo, podemos encontrar otro tipo de cookies, como las de personalización. Es decir, las que almacenan tus preferencias en las webs, por ejemplo recordar el tipo de navegador, idioma…

Además de las personales, tenemos las cookies de rendimiento y análisis. Estas ayudan a recopilar información sobre lo que haces en la página web. Por ejemplo, para analizar los problemas que puede tener una web o que no ha gustado al usuario.

Para finalizar podemos encontrarnos cookies publicitarias o de marketing. Son para gestionar la publicidad que están en cada sitio web. Se recoge información sobre tu comportamiento en la web.

Causas de desactivar una cookie

Si desactivamos la cookies, dejaremos de pasar cualquier tipo de información anteriormente explicada. Por ejemplo, si desactivas las de preferencia, los cambios que hagas en alguna configuración la web no las recordará.

En cuanto a términos de privacidad, lógicamente cuantas menos cookies actives más privacidad a la hora de navegar, pero disminuirá tu calidad de experiencia de usuario en internet, ya que tendrás que volver a configurar los datos que no se queden registrados en cada sitio web.

En definitiva, como todo en la vida, se necesita un equilibrio; activa las cookies que consideres necesarias para tu experiencia en la web y desactiva las que no te interesen.

Si quieres saber más sobre el mundo web, puedes aprender más aquí

Ventajas y Desventajas

Si no quieres que tus datos queden registrados, puedes ir a la opción de herramientas y dar a borrar datos de navegación. En la versión móvil, puedes encontrar esta opción en configuración y después privacidad y borrar cookies. Las ventajas de aceptar cookies, es que mejora nuestra experiencia en internet, creando un perfil de usuario y rellenando formularios, contraseñas, etc.

Conclusión

Las cookies, son necesarias para llegar a tener una experiencia de usuario óptima, aunque también es importante tener controlada la política de protección de datos del usuario.

Eliminarlas, implicaría no recoger datos estadísticos para cualquier página. Una de las opciones ideales para el tema de las cookies es, mostrar un mensaje advirtiendo que la página web en concreto usa cookies, explicando las cookies que se usan y la forma de bloquearlas.